Imagen de los Interiores de la biblioteca

Reconocer los valores de la convivencia es una acción mutua que requiere planteamientos políticos, jurídicos… pero también, en gran medida culturales. La Biblioteca Viva de al-Andalus (BVA) procura el conocimiento de otras culturas, históricas y actuales. Al-Andalus es símbolo de interculturalidad, y nos ofrece toda la gama habitual de convivencias y exclusiones, paz y guerra, concordias y rechazos. Pero también refleja modelos de convivencias y coexistencias, como en aquella luminosa Córdoba omeya, cuya cima califal propició protagonismos conjuntos de las tres religiones y sus culturas: cristianos, judíos y musulmanes.

La BVA ofrece su biblioteca y sus actividades, como centro cultural abierto, desde un enclave singular: el Palacio del Bailío. Su finalidad es la de procurar el conocimiento de la cultura andalusí, y de sus ricos componentes y relaciones históricas. Todo ello plasmado en las diversas manifestaciones de la civilización allí desarrollada, con sus fusiones y aportaciones a la cultura universal, que representan puentes y contactos entre Oriente y Occidente.